La mejor alianza

Sábado 17° Ordinario. Mateo 14, 1-12

~ En aquel tiempo se enteró el tetrarca Herodes de la fama de Jesús, y dijo a sus criados: “Ese es Juan el Bautista; él ha resucitado de entre los muertos, y por eso actúan en él fuerzas milagrosas”. Es que Herodes había aprehendido a Juan, lo había encadenado y puesto en la cárcel, por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo. Porque Juan le decía: “No te es lícito tenerla”. Y aunque quería matarlo, temió a la gente, porque lo tenían por profeta. Mas llegado el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías danzó en medio de todos gustando tanto a Herodes, que éste le prometió bajo juramento darle lo que pidiera. Ella, instigada por su madre, dijo: “Dame ahora mismo, en una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista”. Se entristeció el rey, pero, a causa del juramento y de los comensales, ordenó que se le diera, y envió a decapitar a Juan en la cárcel. Su cabeza fue traída en una bandeja y entregada a la muchacha, la cual se la llevó a su madre. Llegando después sus discípulos, recogieron el cadáver y lo sepultaron; y fueron a informar a Jesús. ~

La figura de Jesús como profeta impacta a Herodes. Los separa un abismo en cuanto a la comprensión y la fidelidad a Dios.

Herodes sustenta las alianzas de los hombres contra la verdad y el proyecto de Dios, muy al modo de algunos grandes mandatarios de nuestros tiempos, para quienes Dios y sus profetas son una molestia y un estorbo en su afán de ejercer el dominio. Las acciones de Herodes —su adulterio y la aprehensión y asesinato de Juan— traducen su infidelidad —y, por supuesto, la del pueblo que lo sigue— a Dios y a su proyecto en Jesús.

En el centro de este Evangelio brilla la idea de la “Fidelidad a Dios” en el ejercicio de nuestra vida cotidiana. Es clara la invitación a liberarnos del sometimiento en que algunas ideologías nos tienen respecto del proyecto de Dios. Pongamos atención en Herodías —la muchacha—: está en paralelo con la Hija de Jairo. Ambas son figura del pueblo sometido a los dirigentes. Jairo se sacudió la opresión y alcanzó el don de la vida para su hija, por su alianza con Jesús. Herodías dio su fidelidad a Herodes, al poder tiránico y asesino; y así, se hizo infiel a Dios.

seguir a Dios

Nosotros estamos en el mismo lugar. Siempre tenemos que decidir entre ser fieles a Dios o a los poderosos de este mundo. Sabemos que no es una cosa muy compleja. Basta con ser sinceros respecto de nuestros más íntimos deseos.

Al igual que Juan Bautista, nuevos profetas guiados por la Palabra y la amistad con Jesús denuncian las alianzas ilegítimas de algunos dirigentes de nuestro tiempo con nuevos Herodes, cuyo único fin es el de explotar al pueblo. Estos dirigentes, igual que entonces, siguen manipulando a la comunidad contra la religión, y pidiendo la muerte de los profetas que les resultan incómodos.

Si ayer dijimos sí a los profetas, hoy digamos sí a la fidelidad a Dios; cambiemos el futuro de nuestros pueblos, salgamos de las ideologías que nos arrancan la esperanza de una vida más digna y libre.

¿Con quién te has aliado últimamente? Jesús merece nuestra adhesión…  ¿O no?

encontrar tu camino


Oración:

Señor Jesús, me espanta descubrir que en alguna ocasión hice alianzas con los poderosos por mera conveniencia. Qué difícil es encontrar la línea, apenas perceptible, entre estar de tu lado o en contra tuya, y de ahí, estar a nada de volver a condenarte a muerte en tantos hermanos que están desprotegidos. Dame inteligencia para no dejarme someter por la ideología del poder, del tener y del dominio.

Permite que junto con mi familia hagamos posible una vida plena de fidelidad a ti y a quienes envías en tu nombre. Que nuestra mejor alianza seas siempre tú. Amén.

retama

Anuncios